Durante los meses de enero y febrero de este año ha tenido lugar en el Museo de Arte e Historia de Durango la exposición “Circus Mundi” del artista pamplonés afincado en San Sebastián Javier Mina.  La exposición está compuesta por la serie de retratos que Mina ha realizado a muchos de los líderes que han estado o están presentes en la escena política internacional, aunque tampoco falta un capítulo dedicado a la política nacional y local, así como otro dedicado a algunos personajes influyentes de talla mundial que destacan en otros ámbitos diferentes a la política.

Todos ellos son retratos de gran formato en los que con gran habilidad y desparpajo el autor hace desfilar a los poderosos de nuestro mundo en una clave satírica, construyendo un colorido carnaval a modo de función de circo en la que se muestra lo esencial de cada personaje, que muchas veces resulta bastante terrible, pero desdramatizando el conjunto para hacerlo más asimilable en estos tiempos de incertidumbre.

El profesor de filosofía en la Universidad del País Vasco, Aitor Aurrekoetxea, que ha sido el comisario de la exposición, la define como “una propuesta colorista y atrevida” y la considera muy necesaria en estos tiempos de desazón generalizada: “en la mejor tradición de que el poder debe ser retratado para que el personaje se considere realmente investido, el autor nos invita a una sesión de sátira política a través de un recorrido por el bestiario de ha regido, rige y va a regir los destinos del mundo en este atribulado comienzo de milenio”.

El Rey Don Juan Carlos 90 * 150
El Rey Don Juan Carlos 90 * 150

Pensé en retomar la tradición del retrato político, pero no mediante retratos solemnes, sino con una cierta visión irónica

La exposición muestra que la cuestión política o, al menos, el poder que se ejerce a través de la política ha llamado fuertemente tu atención. ¿Cuándo y por qué se te ocurrió abordar el tema retratando a sus personajes? En un principio no fue una cosa muy meditada. Había hecho una exposición con cuadros sobre escritores y andaba en transición a ver qué hacía después. Empecé a hacer algún cuadro y pensé en retomar la tradición del retrato político, pero no mediante retratos solemnes, sino con una cierta visión irónica, al modo de la caricatura política de finales del siglo XIX. Me pareció que era un modo  de devolverles un poco la pelota, pensé que ya que están todo el día metidos en tu vida pues no estaba mal decir algo sobre ellos. Por supuesto la política me parece necesaria y yo no voy a renegar de ella, pero creo que también tiene que prestarse a ese tipo de juegos.

Rajoy 110 * 220
Rajoy 110 * 220

Me pareció buena idea unificar a todos los personajes con algún rasgo común y pensé en el circo

El término “Circus Mundi” que has elegido es muy sugerente. Parece que se deriva del escenario en el que has encuadrado a los personajes, pero también parece que sugiere más cosas, ¿qué nos puedes decir sobre ello? Me pareció buena idea unificar a todos los personajes con algún rasgo común y pensé en el circo, hacerlos como personajes de circo, lo cual te da como una especie de pie forzado para encajarlos en la escena, es decir, había que atribuir un papel circense a cada uno, cuestión que a su vez pasó a formar parte del juego. Por otro lado, efectivamente, el título tiene otra connotación que es la de ver el mundo de la política como un circo, tanto que se habla de circo mediático y demás… pues yo quería ponerle los ojos de una pista de circo en la que hay un espectáculo más bien tremendista y ante el que generalmente somos espectadores, porque bueno… los ciudadanos de a pie, excepto por las votaciones y algunos actos cívicos, no solemos pasar de meros espectadores. En fin, era una manera de devolverte a ti mismo el papel de juzgarles y de intervenir de algún modo en ese circo del mundo político.

Kim Jong-un 110 * 200
Kim Jong-un 110 * 200

Otra es la derivada de la personalidad de los que retratas, hay algunos con los que te ensañas más porque te parece que ridiculizarlos un poco pues se lo merecen

 

Supongo que el difícil ejercicio de retratar incluyendo el “alma” del personaje conlleva que se acentúen los sentimientos propios hacia dicho personaje. En este sentido, ¿qué retratos te han resultado especialmente intensos durante su realización? Es una pregunta complicada porque hay una parte de tensión ya dada por el propio hecho de pintar. Quiero decir, piensas… bueno, a ver si me sale. Es decir, vas con la creencia de que te va a salir, pero con el temor de que no te salga, y a veces hay rostros que se te tuercen sin que sepas muy bien por qué. Acabas de hacer uno que te ha quedado fenomenal y luego otro pues que no acabas… le das más vueltas y claro… ahí hay una tensión. Otra es la derivada de la personalidad de los que retratas, hay algunos con los que te ensañas más porque te parece que ridiculizarlos un poco pues se lo merecen. Por ejemplo, el coreano que acaba de matar a su hermano. Este tipo a mí me parece muy repugnante porque además es uno de los pocos dictadores completamente totalitarios que quedan en este mundo, habrá tres o cuatro o media docena, por ahí… hacer su retrato me resultó muy desagradable.

Trump y Hilary Clinton durante la campaña 220 * 220
Trump y Hilary Clinton durante la campaña 220 * 220

…no es que las tuviera todas conmigo con Hilary Clinton… la retraté haciéndole pasar por el aro a Trump… era la desiderata frente a que no saliera aquel hombre. El caso es que la retraté de ese modo y al poco tuve que retratarle al otro como vencedor

Y al revés, ¿el retrato de quién te hubiera gustado poder incluir entre esta cohorte de poderosos? ¿Es decir, cuál sería tu político deseado? Esa también es otra pregunta difícil. En fin… no es que las tuviera todas conmigo con Hilary Clinton y hubiera querido… bueno… la retraté haciéndole pasar por el aro a Trump en uno de los cuadros que era un díptico y, claro, era la desiderata frente a que no saliera aquel hombre. El caso es que la retraté de ese modo y al poco tuve que retratarle al otro como vencedor.

Por cierto, en la exposición has colado un autorretrato tuyo vestido de director de pista. ¿Esto es una forma de expresar el trabajo que has hecho montando la sesión o es el reflejo de un deseo de formar parte del grupo de los que han dirigido el mundo? Efectivamente, ja ja ja… es lo que más me gustaría. No ser el director de dirigir el mundo, sino el director de dirigir a todos los políticos del mundo, pero bueno… como eso no puede ser pues me he pintado como el introductor al circo, es decir, el director en el sentido de presentador que sale al principio del espectáculo. Simple y modestamente no es más que eso… y de paso reírme también de mí mismo un poco.

Theresa May 110 * 220
Theresa May 110 * 220

Tengo la sensación de vivir en un mundo que no entiendo para nada, o sea que has intentado entender y de repente pasan cosas como el Brexit, como lo de Trump…

¿Qué nos puedes decir sobre el mundo actual en el que tanto han influido los personajes que has retratado? Esa es otra pregunta que se las trae porque hay momentos… al menos yo tengo la sensación de vivir en un mundo que no entiendo para nada, o sea que has intentado entender y de repente pasan cosas como el Brexit, como lo de Trump y otras cosas… Entonces te preguntas sobre cómo situar todo esto y te quedas descolocado. Te sientes casi sin cabida. Por lo menos ves que lo que tú crees que tiene que ser el mundo no tiene correspondencia con lo que el mundo es, cosa que ya también sabemos desde hace bastante tiempo, pero bueno… yo creo que con los años eso se va haciendo más grave y acabas más tocado. Yo a veces me suelo comparar con el personaje aquel de Mendoza, aquel extraterrestre que llega a la tierra y tiene que empezar por entender algo… pues me siento un poco igual, es decir, como un extraterrestre que está aquí asombrado y siente preocupación por lo que ve.

Al Asad 110 * 220
Al Asad 110 * 220

Todo el mundo quiere ser caudillo. Se les nota una especie de obsesión por creerse salvadores de la humanidad con recetas bastante extrañas y nada novedosas

Y mirando al futuro, ¿crees que estamos suficientemente seguros con estos personajes al timón, o son necesarios políticos nuevos? Pues tendría que haber alguien nuevo pero yo no sé de dónde van a salir. En fin, hay algunos casos en que hay proyectos que son correctos pero se van al garete por causas ajenas a ellos mismos y, por otro lado, sobre todo lo que veo es que salen unos iluminados por ahí… que es lo que más miedo me da. Son populismos que cada día aparecen con un tópico y que sobre todo juegan al caudillismo. Todo el mundo quiere ser caudillo, hay ejemplos por todas partes, Pablo Iglesias en España, Trump ahora en EEUU, Chaves en su día y Maduro en Venezuela, Evo Morales en Bolivia y un largo etcétera. Se les nota una especie de obsesión por creerse salvadores de la humanidad con recetas bastante extrañas y nada novedosas, que no han demostrado nada bueno en el pasado, sino que, por el contrario, si algo han demostrado es que allá donde se aplicaron fue para mal.

Por lo que veo incluyes a España en esta deriva poco halagüeña. Claro que sí.

Aquí hay una oleada de políticos nuevos… Sí, pero yo veo ahí a Pablo Iglesias y compañía… todo este sector de Podemos me parece un desastre. Bueno… y del nacionalismo que padecemos desde hace tanto mejor ni hablar… a mí eso me parece ya como una especie de mastodonte congelado en el tiempo. No sé cómo hay alguien que tenga un poco de sentido común que todavía crea en eso.

Pablo Iglesias 90 * 150
Pablo Iglesias 90 * 150

Tú crees que les votan porque creen en eso o les votan por otras razones? Pues no lo sé… ahí distinguiría según a quién. En la parte del nacionalismo desde luego parece que hay bastante adhesión al régimen. Puedes entender la asunción de esa cosa absurda del apego a la tierra y de la identidad excluyente, pero es que en los otros, por un lado, está ese apego a fórmulas pretéritas que hacen que funcionen como si fueran el partido marxista-leninista de la Unión Soviética, de abajo para arriba se recibe todo, pero de arriba para abajo solo sale un orden que es la que realmente se cumple y que es la del jefe. Por otro lado, también ves que ahí hay mucha gente despistada. Hace muy poco leí una cosa de Claudio Magris sobre Trump que creo que también se puede aplicar a nuestro caso, venía a decir que el problema es que cuando ves el mundo actual, los que tenemos ya cierta edad pensamos que toda la gente está más o menos educada en política como para poder tomar decisiones razonadas, a igual también un poco emocionales en algún momento, pero bueno… por lo menos razonadas e informadas y, en realidad, eso no es así. Magris dice que no es así y yo estoy de acuerdo con él, es decir, que mucha gente les ha votado en base a unas consignas y unos deseos, pero sin tener ese discurso político asumido. Yo diría que ahí está precisamente el nicho del populismo.

Oriol Junqueras 90 * 150
Oriol Junqueras 90 * 150

¿Los resultados electorales no tienen que ver mucho con el circo mediático del que antes hablábamos? Por supuesto que sí. Es un espectáculo a todo trapo con grandes focos y grandes medios y, a pesar de lo que digan los animalistas, con mucho animal metido dentro: las fieras, los cocodrilos, los elefantes, y luego los malabaristas, los trapecistas… En fin… los funámbulos que manejan el futuro de la gente como si fueran bolas para tirar aquí y allá.

Rita Barberá 90 * 150
Rita Barberá 90 * 150

¿Si pudieras qué retrato te hubiera gustado no tener que pintar, es decir, a quién excluirías de esa cohorte de poderosos que dirigen el mundo? No sé… Desde el  momento que adoptas una posición irónica hay una distancia con lo haces y, en muchos casos, escoges a determinados personajes para meter el dedo en la llaga. Eso es así. En ese sentido hay poco apego afectivo. Sí que es verdad que me planteé el caso de Rita Barbera porque murió al poco tiempo de pintarlo, y por respeto pensé si era correcto ponerlo en la exposición, pero bueno como aparece simplemente vendiendo caloret fallero me pareció razonable que estuviera. Sin embargo, también murió Fidel y no me importó. Ni me lo planteé porque me pareció que no es lo mismo ni por el forro con todo lo que hizo en Cuba. Rita tenía sus más y sus menos y andaría o no andaría en esas corruptelas que no se han probado del todo todavía, pero bueno al fin y al cabo tenía algún rasgo que era más simpático que el otro bruto de allá.

¿Qué puede hacer quien quiera ver la exposición fuera del País Vasco? Podría encomendarse a todos los dioses de las salas de exposiciones a ver qué pasa.

¿Pero habrá que intentarlo o no? Sí sí… hay que intentarlo, pero el problema es ése. Aparte de que todo es muy lento… yo ahora estoy intentando traerla a San Sebastián, pero ya cuento con que como mínimo tardará un año porque todas las salas están ocupadas.

 Bueno… entonces sí que podemos decir que aquel que quiera verla dentro de un año aproximadamente tiene una cita en San Sebastián. Sí y quizás también en Pamplona porque también ando en ello.

 ¿Y si alguien quiere que se exponga en otros sitios puede llamar? Así es. No tiene más que ponerse en contacto conmigo. Estoy abierto a todas las posibilidades. Hace falta espacio porque los cuadros son de gran formato pero son fáciles de transportar. Yo ya les mandaré documentación para que enreden por ahí y llamen a  alguna puerta. No es fácil… al ser una exposición que no es para nada comercial casi todo el sector privado está descartado. A ver quién va a querer poner a Fidel Castro en su casa como no sea muy forofo.

Fotografías: Marijose Aranzábal

 

Profesor jubilado y ciudadano comprometido - Cofundador de Basta Ya y UPyD - Diputado en la Asamblea de Madrid entre 2011 y 2015

1 Comentario