domingo, 26 de enero de 2020

LA CONSTITUCIÓN NOS PROTEGE A TODOS

Siempre es 6 de diciembre

Hoy celebramos el día de la Constitución española. Y la queremos celebrar con más entusiasmo que en otras ocasiones porque creemos que nos hace más falta que nunca. Para defender lo que somos y también para asegurar el futuro que pretendemos compartir.

Somos ciudadanos de un estado democrático moderno gracias a la Constitución. No porque hayamos nacido en tal o cual lugar, ni porque provengamos de tal o cual familia, ni por nuestra lengua, ideología o costumbres. La Constitución nos protege frente a quienes quieren obligarnos a ser parte de una tribu ancestral de idénticos, frente a los que se empeñan en fraccionar España en mil nuevos reinos de taifas, frente a los dueños autoproclamados de la única verdad política o religiosa, frente a los que pretenden sustituir los derechos de todos por los privilegios de los que forman el pueblo elegido.

La Constitución nos hace libres porque establece nuestro común denominador. Después de aceptarlo cada uno buscará cómo vivir más feliz. La Constitución nos hace iguales, porque no le pregunta a nadie de dónde viene, sino cuáles son las reglas para que avancemos juntos. La Constitución reconoce el derecho a decidir, pero nos lo reconoce a todos y a cada uno sobre lo que es de todos: en cambio, no reconoce a nadie el derecho a decidir que los demás no decidan. 

Fuera de la Constitución no hay libertades, sino una funesta diversidad de tiranías: la tiranía de los populistas que para cada problema tienen una solución simple y equivocada; la tiranía de los castizos que son “de aquí” y excluyen a los que también son “de allí”, la tiranía de los que consideran “fascistas” a quienes valoran lo personal y “comunistas” a quienes se preocupan de lo social, la tiranía de los disgregadores cuya única ideología es “¿qué hay de los mío?”. Y, sobre todo, la tiranía de los que ponen la identidad de la que presumen por encima de la única identidad constitucionalmente reconocida, que es la identidad democrática.

Por eso hoy celebramos la Constitución y proclamamos alto y claro que no nos conformaremos con ningún gobierno que la manipule o la arrincone. 

¡Viva la Constitución!