Coronavirus - Felix del Cura

Quiero empezar estas reflexiones sobre la pandemia del coronavirus poniendo el mayor énfasis en el lema «Quédate en casa», creo que forma parte de nuestra responsabilidad como sociedad y de nuestra solidaridad para con nuestros familiares, amigos, vecinos y ciudadanos, no tenemos que relajarnos, cuanto más firmes seamos antes podremos salir de esta situación.

El BOE del 15 de marzo publico una orden del Ministerio de Sanidad «sobre adopción de disposiciones y medidas de contención y remisión de información al Ministerio de Sanidad ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19«, en la citada orden en el Anexo sobre Información epidemiológica se publica un estadillo en el que todas las comunidades autónomas deben remitir diariamente en el intervalos de las 20:00-21:00 horas la información de los datos del Covid19, en concreto, casos confirmados, casos hospitalizados, casos ingresados en UCI, casos dados de alta, casos dados de alta por defunción, casos en las últimas 24 horas y número de pruebas diagnósticas (PCR) realizadas. Como vemos en el anexo, la ambigüedad en la solicitud de los datos da lugar a diferentes interpretaciones, como así ha resultado.

ANEXO –  Información epidemiológica 

La información se remitirá de forma agregada por comunidad autónoma y ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

         Datos de casos COVID-19, en concreto:
N.º de casos confirmados.
N.º de casos hospitalizados.
N.º de casos ingresados en camas de críticos (UCI, REA, etc.).
N.º de casos dados de alta.
N.º de casos dados de alta por defunción.
N.º de casos en las últimas 24 horas.
N.º de pruebas diagnósticas (PCR) realizadas.

Esta información será remitida diariamente en el intervalo de las 20-21 horas.

Orden que llega bastante tarde pero que intenta, supongo, dotarse de unos mismos parámetros para tener una información más real, dado el desbarajuste, por no llamarlo caos, existente hasta ese momento y partiendo de lo que todos los implicados afirman, expertos, políticos, técnicos y medios de comunicación, que unos buenos datos son fundamentales para tomar las medidas necesarias para hacer frente a la pandemia en estos momentos y para enfrentarnos a ella en el futuro.

Pues bien a día de hoy podemos ver que pese a los esfuerzos de los expertos del Gobierno en informarnos y hacer valoraciones sobre los datos, el desbarajuste continúa en gran medida, con lo cual el hacer determinadas valoraciones tiene más que ver con el voluntarismo que con una decisión basada en datos reales.

Entre los datos de los que informa el Ministerio de Sanidad diariamente y que figuran en la Web del ministerio, se omite sistemáticamente el número de pruebas diagnósticas (PCR) realizadas

Entre los datos de los que informa el Ministerio de Sanidad diariamente y que figuran en la Web del ministerio, se omite sistemáticamente el número de pruebas diagnósticas (PCR) realizadas, a pesar de ser un dato pedido a las comunidades autónomas, algunas de ellas si los publican en sus propias Webs. En mi opinión no es entendible esta omisión, ya que es un dato importante, y sin él es imposible valorar si suben o bajan, y en qué proporción, los positivos de un día para otro, no es lo mismo 800 positivos si un día se han realizado 20.000 test, que 600 si al día siguiente se han realizado 10.000 test, analizando los datos de algunas comunidades que si los dan se ve claramente esto que comento, un día bajan los positivos pero resulta que también baja el número de test realizados. Sin embargo Sanidad lo cuenta como un numero de positivos sobre la misma base lo cual no es así y no se debe valorar así porque los conclusiones serán erróneas y puede llevar también a decisiones erróneas. Hay que tener en cuenta además la repetición de test a un tanto por ciento de pacientes, en el caso de la Comunidad Vasca, la repetición de test es de un 20%, porcentaje que por lógica cada día será superior al haber más enfermos curados, supongo que confirmado con su correspondiente test.

Conocer el número de test realizados, es un tema también de transparencia informativa, muchos países así lo hacen, que permitiría, además de lo señalado en el párrafo anterior, saber si estamos cumpliendo el llamamiento reiterado de la OMS, al menos en dos ocasiones dirigido claramente a España, de hacer la prueba del coronavirus a todas las personas que mostrasen síntomas de la enfermedad, incluidas las que presenten síntomas leves, ya que junto con el aislamiento del infectado es la única forma de romper la cadena de transmisión del virus, la primera el 16 de marzo, un día después de que Sanidad informase de que no se iba a hacer así, por cierto el día 17 de marzo Fernando Simón aseguró que el Gobierno estaba preparando la logística para que en dos o tres días poder realizar los test a todos los sospechosos y poder medir así la propagación de real de la pandemia en España, otra promesa incumplida casi 20 días después, y la segunda el 31 de marzo, cuando la OMS advirtió a Italia y España que no basta con mantener confinada a la población para reducir los contagios sino que es preciso hacer más test diagnósticos.

Hoy, día 5 de abril, el Ministerio de Sanidad ha informado verbalmente que en España es donde más test se hacen

Hoy, día 5 de abril, el Ministerio de Sanidad ha informado verbalmente que en España es donde más test se hacen, unos 20.000 al día, en Italia a principios de semana los medios informaban que se hacían 40.000 diarios y la población italiana supera a la española en menor proporción, un 28% aproximadamente, en Alemania también a principios de semana informaban de que los test diarios eran algo superiores a 70.000, la población alemana es aproximadamente un 75% superior a la española. Esto dando por ciertos los datos dados hoy por Sanidad, que repito tendrían que ser públicos.

La ocultación de este dato junto a la información continua en los medios de comunicación sobre la existencia de colectivos de riesgo con síntomas, leves y graves, a los que no se les hace el test, y la posición de los Consejos Generales de los profesionales sanitarios rebatiendo esta misma semana la afirmación del Ministro de que se hace test a todos los sanitarios cercanos a algún positivo, diciendo que esto no es cierto, hace bastante factible la idea de que no se está cumpliendo la recomendación de la OMS. Si se hiciera así, probablemente habría menos contagios, menos muertos y las medidas de confinamiento no tendrían que ser tan restrictivas, podrían ser más selectivas y menos generalistas, con lo que la economía no sufriría tanto, el ejemplo de los países que así lo han hecho, que se pusieron las pilas desde el principio atendiendo las indicaciones de la OMS, creo que lo ratifica.

Es inadmisible que no se hagan test masivamente, empezando por todos los que están en primera línea, personal sanitario, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, personal de las residencias, bomberos, farmacéuticos, repartidores, trabajadores de comercios de alimentación, colectivos de riesgo, y por supuesto a todos los que tengan síntomas.

Sin conocer el número de test que se realizan diariamente es bastante aventurado afirmar que hemos llegado al pico

Sin conocer el número de test que se realizan diariamente es bastante aventurado afirmar que hemos llegado al pico, ojalá sea así, que estamos en la fase de meseta y dar además, para confirmarlo el dato de que estos días el número de positivos aumenta un 6% o 7% y que hace dos o tres semanas aumentaba entre el 25% y el 30%, ya que el 6% de hoy suponen, con todas las limitaciones señaladas, más de 7.000 casos de aumento y el 36% de hace tres semanas suponía un aumento de 1.500 casos, ya que al ser la proporción sobre una base mayor de casos, el % lógicamente disminuye. Lo mismo sucede con los curados, hoy en día el número de curados es aproximadamente de 3.700 (12%) al día y hace dos semanas era de 500 (34%), pero en este caso, en la información paradójicamente, no se enfatiza sobre el porcentaje. Desconozco si hemos llegado o no al famoso pico y a la famosa meseta, lo que no se entiende que con esa falta de datos que todos tenemos los responsables den ya ese paso y trasladen una cierta sensación de relajación que me parece cuando menos una frivolidad.

No se trata de edulcorar la realidad, ya que los que la edulcoran al final se lo creen, no se crea alarma si a la ciudadanía se la informa correctamente, somos una sociedad suficientemente madura, se crea alarma si los ciudadanos ven que lo que se está contando no es verosímil y se crea una sensación de desconfianza e incertidumbre.

En los cuatro últimos días Sanidad nos dice que en la información que nos da diariamente, los datos de hospitalizaciones e ingresados en UCI tampoco son reales

En los cuatro últimos días Sanidad nos dice que en la información que nos da diariamente, los datos de hospitalizaciones e ingresados en UCI tampoco son reales, ya que los datos que pasan las comunidades autónomas son diferentes, a pesar del estadillo que salió para todas en el BOE del 15 de marzo, unas envían el total acumulado y hay cinco comunidades que envían lo que Sanidad llama «Datos de prevalencia» es decir los ingresados en el día de la fecha, con lo cual es complicado también conocer la evolución de estos parámetros. Una vez detectado por Sanidad (15 días después de la publicación del BOE), parece que no son capaces de solucionarlo y ante una pregunta en la «rueda de prensa» la contestación es que cuando tengan todas las historias individuales se podrá conocer realmente estos datos, largo me lo fiais, parecería más fácil hablar con las autonomías para que envíen los datos todas igual. Se nos informa de menos ingresos en algunos hospitales, de menos personas en urgencias, que seguramente es cierto y sería un dato positivo, pero a la vez de otros hospitales y algunas autonomías se dice que a nivel hospitalario lo peor está por llegar, por cierto esto mismo se decía desde Sanidad hace unos días, la saturación de los hospitales va unos 10 días detrás del número de casos positivos diagnosticados. Cuando se habla de algunos hospitales menos saturados, no sé si se tiene en cuenta los miles de pacientes ingresados en recintos feriales, pabellones deportivos, hoteles, residencias habilitadas solo para acoger residentes enfermos con coronavirus, etc , con sus respectivas unidades UCI.

En cuanto al número de fallecidos no parece aventurado afirmar, a pesar del enfado de Sanidad, que los datos tampoco se corresponden con la realidad

En cuanto al número de fallecidos no parece aventurado afirmar, a pesar del enfado de Sanidad, que los datos tampoco se corresponden con la realidad, en los diversos medios de comunicación de las diferentes comunidades se pueden ver casos de personas fallecidas sin haberles hecho el test, y que no constan como muertes por coronavirus, especialmente en el caso de los fallecidos en las residencias, pero no solo, mayores que han fallecido en su casa sin test y al fallecer sus familiares dan positivo, la diferencia que se hace de fallecidos «con» coronavirus y «por» coronavirus en los estadillos que tienen que rellenarse en los hospitales, etc. Ayer, día 4 de abril, dos meses después de los primeros casos en España y 21 días después de decretar el estado de alarma, el Ministerio de Sanidad publicó en el BOE un anexo sobre las residencias en las que se dispone la obligación a las comunidades autónomas de informar al ministerio de forma desglosad sobre la situación de los contagiados y fallecidos en cada centro, deberán confirmar los muertos totales, los fallecidos confirmados por coronavirus, los fallecidos que presentaron sintomatología, los mayores y trabajadores contagiados y centros afectados.

Sin ser exhaustivos, es muy preocupante el nivel de desinformación, y la poca capacidad para solucionarlo, probablemente hay en esta situación muchos profesionales sin trabajo que podrían hacer un buen trabajo y corregir en poco tiempo estas disfunciones, que parece que el Gobierno y su equipo de técnicos no son capaces de solucionar en un plazo razonable.

Para terminar yo sí me creo que para plantear las mejores soluciones, las más rápidas y las más eficaces, es fundamental tener la mejor información, la más exacta y la más veraz, hacer lo contrario es una gran irresponsabilidad que en esta grave situación no nos podemos permitir.

A menos que creamos que el virus es caprichoso y que no se sabe por qué tiene predilección por los italianos y los españoles, nos ataca más (más positivos, somos el segundo país del mundo), es más letal (más fallecidos, también el segundo país del mundo), y el país del mundo con el mayor número de profesionales de la salud contagiados, como dicen los Consejos de todas las profesiones sanitarias, etc. La tardanza en la toma de medidas junto a la falta de planificación y de medios hace que estemos pagando un alto precio, en la salud y en la vida de los ciudadanos y en la salud de la economía.